);

Juegos de olfato para perros

//Juegos de olfato para perros

Juegos de olfato para perros

¿Cuál es el sentido más desarrollado en los perros? El olfato. Entonces, ¿por qué es el gran olvidado para la mayoría de gente que quiere disfrutar de la vida con sus perros?

Suponemos que hay dos grandes respuestas para esto: 1) mucha gente no sabe por dónde empezar para estimular a sus perros mediante juegos de olfato y 2) a veces, no sabemos lo divertido/necesario/útil que es contar con un perro que aprende a resolver problemas mediante su nariz y los juegos de olor.

Índice
Por qué son importantes los juegos de olfato para perros
¿Qué podemos conseguir con juegos de olfato?
Cinco juegos de olfato para disfrutar con tu perro
#1. El sembrado
#2. Pistas de rastreo
#3. El premio en las manos
#4. El juego del trilero para perros
#5. La alfombra olfativa, una pequeña joya

 

Por qué son importantes los juegos de olfato para perros

Los perros tienen 200-300 millones de receptores olfativos. Si te digo esto, quizá te quedes igual que si te digo que tengo cien mil maravedíes en el banco, ¿no? Pero ¿y si te digo que en el humano la superficie olfativa de 5 cmes de 100 cm2 en los perros? ¿O que el número de células olfativas en humanos a duras penas alcanza los 5 millones? Y no solo esto, el área cerebral dedicada al olfato en los perros es 40 veces mayor a la nuestra, ¡y aún tiene otras ventajas!, por ejemplo: la nariz de los perros no mezcla el aire inhalado y exhalado, lo que hace que su olfato sea mucho más nítido que el nuestro. En definitiva, la nariz de los perros son los ojos de los humanos: ahí radica su importancia. Nosotros entendemos el mundo a través de la vista, ellos a través del olfato.

Juegos de olfato 1

¿Qué podemos conseguir con juegos de olfato?

  1. Activar su mente y estimular sus sentidos: resolver problemas espaciales y trabajar la inteligencia de tu colega; además, no requiere de grandes aptitudes físicas, ¡ni del perro ni del guía!
  2. Mejorar vuestro vínculo a través del juego
  3. Es un ejercicio perfecto para la gestión de la frustración en el perro, que, además, le permite desfogar instintos naturales
  4. Es un juego que no genera mucha excitación en el perro, por lo que, en la mayoría de los casos, pueden participar niños
  5. En días de lluvia o en épocas en las que el perro se está recuperando de una lesión, son una alternativa perfecta a los juegos más físicos
  6. Igual que nos pasa a nosotros, el perro que piensa, gasta mucha más energía que el perro que se pasa el día corriendo, y, además, se relajará, y sus niveles de ansiedad y estrés se mantendrán bajos

Y dicho esto, ¡empezamos!

Cinco juegos de olfato para disfrutar con tu perro

#1. El sembrado

El juego del sembrado consiste en enseñar a nuestro perro a buscar premios o golosinas que hemos esparcido por un espacio interior o exterior. Es una gran opción en perros con los que estamos trabajando para reducir niveles elevados de estrés o ansiedad y recomendamos complicarlo paulatinamente en distintos lugares.

Importante: el perro debe mantener un estado de excitación lo más bajo posible, y entender cuándo comienza y termina el juego; por lo tanto, trataremos de mantener al perro en un estado de calma antes de iniciar el juego.

  1. Empezaremos en una habitación o una zona de la casa donde esparciremos premios; a continuación, le diremos “¡busca!” o un comando similar que pueda asociar a encontrar los premios.
  2. A medida que nuestro perro mejore rastreando premios, ampliaremos la zona y esconderemos algunos de los premios detrás de un mueble, debajo de un objeto, etcétera. También podemos apagar las luces de la habitación para obligarle a usar más la nariz.
  3. Una vez el perro encuentre todos los premios, haremos una señal de fin de juego, que puede ser la misma que utilizamos cuando terminamos cualquier otro juego (¡fin!, por ejemplo)
  4. ¡Nunca debemos indicar al perro dónde está un premio! Podemos darle pistas con la voz o ayudarle con nuestro movimiento para que busque por una zona, pero no enseñarle dónde están los premios que no encuentra.

A medida que nuestro perro va cogiendo práctica con el juego del sembrado, podemos ir complicando los contextos: interior, exterior, jardín, zona de bosque… Cuantos más rastros haya, más complicado se le hará y también más divertido y estimulante, siempre y cuando trabajemos el olfato mediante una progresión lógica: nada de irse el segundo día al bosque y esconderlos por ahí, ¿eh?; el juego siempre debe ser divertido y estimulante, y no generar excesiva frustración. Todos los juegos de olfato deben realizarse con un criterio creciente: tiene que existir una alta probabilidad de éxito y, poco a poco, le complicaremos la dificultad; de este modo, conseguiremos motivarle y evitaremos que el perro se aburra.

#2. Pistas de rastreo

Muy similar al sembrado, es la construcción de una pista de rastreo, que deberíamos iniciar de una forma parecida al primer juego de olfato. Se trata de crear un recorrido hasta alcanzar un objeto concreto (un juguete oloroso, como un Kong repleto de comida, por ejemplo) mediante rastros que estimulen al perro hasta alcanzar el objetivo. Para ello, intentaremos escoger siempre un área libre de pisadas que compliquen el rastro (por lo menos, en las primeras sesiones) y cuanto más pronto, mejor. ¿Por qué? Menos olores a discriminar.

En este caso, necesitaremos que el perro esté quieto y relajado, por lo que puede ser necesario contar con una segunda persona o sujetarle con un arnés y mantenerlo en quieto si cuenta con una obediencia adecuada (el sentado y el quieto, por ejemplo, nos ayudarán a mejorar el control previo al juego). A continuación:

  1. Preparamos un recorrido que el perro debe seguir (por ejemplo, con alimento en lata o trozos de salchichas/frankfurts); también restregaremos algo de alimentos sobre la superficie de la hierba para crear un recorrido olfativo más claro, y nos podemos ayudar de caldo de pollo o algún alimento que desprenda bastante olor.
  2. Esconderemos el objeto que queremos que alcance: este debe ser el mayor premio de todos: un Kong delicioso, o más, carne en salsa: algo que mole mucho si eres perro, vamos.
  3. Liberamos al perro e iniciamos el ejercicio como en el sembrado: con un ¡busca! o un ¡búscalo!, por ejemplo.
  4. Deberíamos animar y motivar y generar un sentimiento muy positivo a través del juego; en especial, cuando finalice el recorrido, si bien el premio ya ayuda a motivar y a recompensar, nosotros todavía podemos hacer que sea mucho más guay.
  5. Poco a poco, haremos que el recorrido sea más difícil (sin intentar correr); podemos aumentar la distancia entre las pistas, o la dificultad de la pista de rastreo… ¡Hay mil opciones!

Juegos de olfato 2

#3. El premio en las manos

Como iniciación al juego del trilero, el premio en las manos es una buena opción para empezar a desarrollar el olfato en tu perro a la de ya. ¿En qué consiste? Cogeremos comida para perros, o frankfurts, o algún alimento que les motive y captaremos la atención de nuestro colega.

Básico: tocamos/manoseamos la comida con las dos manos para que queden rastros de olor en ambas y el perro tenga que aprender a discriminar también intensidad en el olor.

  1. Escondemos el premios en uno de los dos puños (cerrados); uno tendrá alimento, el otro estará vacío.
  2. Le enseñamos las manos al perro y le dejamos oler; nos aseguramos siempre de que no pueda ver el premio.
  3. Cuando el perro indique con la pata o el hocico la mano correcta, abrimos la mano y le damos la comida.
  4. Cuando el perro indique con la pata o el hocico la mano vacía, abrimos, le enseñamos que no hay premio y volvemos a empezar el juego.

Puede ser que al principio se equivoque unas cuantas veces hasta que entienda el juego, pero con el tiempo, le ayudará a agudizar el olfato y, a continuación, lo complicaremos con el juego del trilero para perros. También podemos discriminar la acción desde el principio (si no toca con la pata, no se le da), o permitir que, al inicio, toque con el hocico o la pata, y después derivar esta acción y solo premiar cuando lo hace con la pata.

#4. El juego del trilero para perros

Si queréis ver un vídeo sobre el juego del trilero, os dejo aquí debajo un clip de Experto Animal donde se explica su funcionamiento en poco más de un minuto.

Consiste en lo siguiente:

  1. Cogemos tres vasos de plástico idénticos (mismo color, misma forma). A veces, se recomienda agujerear el vaso de plástico para que el olor sea más intenso, pero no es imprescindible.
  2. Colocaremos premios debajo de uno de los vasos y los moveremos; a continuación, permitiremos que el perro busque hasta encontrar debajo de qué vaso está el premio.
  3. Una vez entienda cómo funciona el juego, podemos incluir vasos con otras formas, colores e incluso otros objetos (por ejemplo, una pelota de tenis cortada por la mitad) y enseñar al perro a discriminar; para ello, la comida siempre estará debajo del objeto que es diferente al resto.
  4. A partir de aquí, puedes crear muchas otras variantes de las que te hablaremos más adelante: más vasos, diferentes tipos de objetos, ¡lo que se te ocurra!

#5. La alfombra olfativa, una pequeña joya

Para jugar en casa, no obstante, la alfombra de olfato es una pasada de juguete que puedes hacer tú mismo/a para que tu perro busque entre sus pliegues pienso, comida o cualquier otro tipo de premios.

¿Por qué mola tanto?

  1. Las alfombras de olores son un ejercicio de estimulación mental perfecto para jugar en casa o en días de lluvia, o para perros más mayores, con mucha energía o que están rehabilitándose tras una operación, por ejemplo.
  2. También puede ser una alternativa a su comedero si comen con mucha ansiedad: hará una función similar a un comedero anti-ansiedad, como el Green, por ejemplo.
  3. Es un extra para que trabajen por ellos mismos el olfato, que también se agradece de vez en cuando: ¡una vez hecha, solo tienes que esconderle los premios y dejarle disfrutar!

Sobre alfombras de olfato estamos preparando un vídeo/post, así que ya hablaremos de ellas más adelante, ¿vale? ¡Pues hoy, hasta aquí! Recuerda que el olfato es el sentido más importante de tus colegas caninos y que aquí tienes opciones más que suficientes para estimularlo durante toda su vida. Ahora, ¡te toca a ti!

By | 2018-06-04T08:12:09+00:00 junio 4th, 2018|Juegos para perros|1 Comment

About the Author:

32. Escribo, practico kendo y llevo una década trabajando en marketing. ¡Ahora pego un salto hacia el mundo de los perros gracias a Dog'N'Roll!

One Comment

  1. […] genera perros poco equilibrados; por ello, fomentar la calma suele ser también sinónimo de plantear a nuestro perro retos usando su nariz: rastreo, alfombra olfativa o detección deportiva son tres opciones que harán que tu perro esté […]

Leave A Comment