);
Modificación de conducta 2018-08-28T11:26:37+00:00

¿Qué es la modificación de conducta?

La modificación de conducta es el trabajo de educación y adiestramiento canino mediante el que se cambian comportamiento no deseados o peligrosos para tu perro. En Dog’N’Roll tratamos cualquier caso atendiendo siempre al bienestar actual y futuro del animal y a la creación de un vínculo adecuado entre la persona y el animal.

  • Te ayudaremos a entender cuál es la raíz del problema y cuáles son las causas por las que este se ha desarrollado
  • Nos mueve una visión global: no solo modificamos las comportamientos no deseados de tu perro, sino que trabajamos aquel problema más profundo que activa la conducta  
  • Adquirirás las habilidades que necesitas para manejar cualquier situación de conflicto en casa y en la calle
  • Realizamos sesiones de modificación de conducta a domicilio y en nuestras instalaciones

También podemos ayudarte con:

  • Problemas en la sociabilización

  • Ladrido anormal y excesivo

  • Conductas destructivas

  • Escape y vagabundeo

  • Micciones y defecaciones inadecuadas

  • Problemas en la conducta sexual

¡Escríbenos aquí!

Te ayudamos a resolver problemas como…

Miedos e inseguridades

Pirotecnia, ruidos, escobas, aspiradoras… Los perros pueden desarrollar miedo o inseguridad hacia personas, objetos, espacios físicos u otros perros que han asociado a una experiencia negativa. Junto a Dog’N’Roll aprenderás la forma en la que ellos asocian, así como conceptos como la habituación y la desensibilización con los que ayudaremos a tu colega peludo a superar sus miedos, y a disfrutar de aquellas situaciones donde el miedo o la inseguridad se encontraba mal asociada.

Conductas reactivas y agresivas

La agresividad de un perro que vive en sociedad es un problema grave para el que debemos buscar asesoramiento y priorizar la modificación de la conducta. No obstante, a menudo, muchos guías y familias confunden a un perro reactivo (un animal que no sabe cómo gestionar su entorno y tiene comportamientos incontrolables frente a una situación: ver a otro perro, saludar a una persona que conoce, a un mordedor/motivador, etcétera) con un perro agresivo. Te ayudaremos a entender qué le pasa a tu colega por la cabeza y gestionaremos y resolveremos el problema con sensibilidad y con un trabajo de modificación de conducta personalizado, fundamentado y satisfactorio para todos vosotros.

Problemas relacionados con la alimentación

Por su historia personal, muchos animales pueden haber generado protección de recursos, ansiedad o desinterés por la comida. Saber cómo reaccionar y trabajar ante un gruñido o cómo motivar a tu perro para que coma te ayudará a conseguir un vínculo fuerte y un animal más equilibrado.

Ansiedad e hiperactividad

Desde destrozos en casa hasta ladrido anormal o excesivo: la ansiedad y la excitación excesiva (hiperactividad) pueden aparecer de muchas formas, tanto a través del juego (pelota) como del mismo aburrimiento que tiene como consecuencias a perros que lloran sin control, que no descansan ni se relajan, que siempre están nerviosos. Todo lo anterior son avisos que nuestro compañero o nuestra compañera nos está dando para que nos demos cuenta de ese desgaste físico y mental anómalo que está sufriendo y que no sabe cómo resolver por sí mismo.  Si buscas una relación equilibrada con tu perro, la modificación de conducta ante cualquiera de estos problemas será imprescindible.

Ansiedad por separación

La ansiedad por separación (APS) merece su propio espacio porque es de los problemas de conducta más perjudiciales para tu relación con tu perro. Es aquella que se traduce en ladridos, lloros y destrozos cuando sales por la puerta de casa, y que suele suponer mordiscos en las paredes, sofás destrozados y mucho más. Desde Dog’N’Roll te daremos las claves por las que esto está sucediendo y trabajaremos para que tu perro gane confianza en sí mismo, genere un vínculo sano contigo y pueda estar en casa solo relajado y tranquilo hasta que vuelvas.

¿Cómo trabajáis la modificación de conducta?

Dedicamos una primera sesión a reunirnos con la familia y conocer la situación del perro y de su entorno. La entrevista nos sirve para recoger información y poder diagnosticar cuál es el problema de conducta del perro y establecer un tratamiento.

Tras la entrevista, se establece un diseño de las sesiones personalizadas y adaptadas a tu perro (calendario de trabajo), así como de las medidas de reducción del estrés y los consejos de manejo que puedan ayudarte disminuir/aliviar el problema desde el primer momento.

Dependiendo de cuál sea el problema y de cada situación personal o familiar, realizamos junto a la familia o en nuestras instalaciones las distintas sesiones semanales. A medida que se avanza en la modificación de las conductas no deseadas, se mantiene o ajusta el calendario de trabajo.