);

Novelas de perros: 18 libros con protagonista canino

//Novelas de perros: 18 libros con protagonista canino

Novelas de perros: 18 libros con protagonista canino

¿Qué tal el verano? ¡El nuestro lleno de pelos! Pero bueno, como el resto del año, ya sabéis. Quizá esa es la razón por la que se nos ha ocurrido volver a la carga tras las vacaciones con un pequeño recopilatorio de novelas con los perros son los verdaderos protagonistas.

Para aquellas personas que disfrutan de la compañía de un libro y un perro, no se me ocurre nada mejor que una novela con protagonista canino, ¿y a ti? Porque ¿qué no mejora un perro? ¿Quién es Tintín sin Milú, Lucky Luke sin Rantanplan, Obélix sin Idéfix? Pues eso. Un periodista, un vaquero y un galo con sobrepeso, pero junto a sus canes… cómo mejoran, ¿verdad? Pues eso, que hoy empiezo hablando sobre novelas de perros.

La llamada de lo salvaje, de Jack London

1903, Nørdica libros.

Detalle de la portada de La llamada de lo salvaje (Nørdica libros).

El primero que traigo es La llamada de lo salvaje (The Call of the Wild) que no llegó a España hasta 1939 y que Nórdica Libros ha reeditado en una versión ilustrada.

Su protagonista es el perro Buck, un cruce de Collie y San Bernardo que vive feliz, e incluso malcriado, en la finca del juez Miller. Un día cualquiera, el jardinero del juez lo roba para venderlo y cubrir una apuesta de juego y Buck viaja hasta el Yukón, en los años de la fiebre del oro en Canadá, viéndose obligado a reconectar con sus instintos para sobrevivir.

El coloquio de los perros, de Miguel de Cervantes.

1590-1612, Nørdica libros.

Si bien El coloquio de los perros no termina de ser una novela en sí misma, sino parte de las Novelas ejemplares que escribió Cervantes, las ediciones contemporáneas que separan esta breve historia tienen un precio asequible (por regla general, menos de 10 euros) y valen bastante la pena. 

En El coloquio de los perros asistimos a la conversación de Cipión y Berganza, dos perros que guardan el Hospital de la Resurrección de Valladolid y que adquieren la capacidad de hablar durante las noches. Durante el relato, Cipión explica la experiencia con los distintos amos que ha tenido (y, en parte, recuerda al Lazarillo de Tormes) recorriendo distintas ciudades del sur de España hasta llegar a Valladolid.

Colmillo Blanco, de Jack London

1906, Alianza Editorial.

Quizá Colmillo Blanco, gracias a su adaptación cinematográfica, es mucho más conocida que la primera historia que ocupa este artículo, ¿verdad? En este caso, el perro protagonista es un perro lobo salvaje que debe sobrevivir en el Yukón canadiense tras una dura infancia en la que sufre la pérdida de su familia. La gran novedad es que el narrador acoge una primera persona para contarnos cómo ve y vive el mundo ese animal mientras se sumerge en temas tan complejos como la superación, el bien y el mal, la selección natural o el choque entre la civilización y lo salvaje. De nuevo, con un estilo naturalista muy similar al de su La llamada de lo salvaje, London describió paisajes, escenarios y fenómenos de grandísima belleza mientras se sumergía en lo más profundo de la esencia animal.

Flush, de Virginia Woolf

1933, Austral.

Woolf, igual que Cervantes, London o Paul Auster, nos demuestra que los libros con protagonistas caninos que tan de moda están de nuevo ya eran tema literario hace 100 años. En este caso, de nuevo, nos ponemos en la piel de Flush, un cocker spaniel que la escritora Mary Russell regala a su amiga Elizabeth Barret y que debe viajar de una granja británica al bullicioso Londres durante la época victoriana.

Sirio, de Olaf Stapledon

1944, Minotauro.

Sirio es una original novela de ciencia-ficción que explica la historia de un perro pastor que ha sido genéticamente modificado por su propietario. Desde el punto de vista del superovejero (como se le llama a Sirio), el lector asiste a un análisis de la sociedad humana (distópica) similar a la que imaginaban otros autores como Aldous Huxley en Un mundo feliz. En este caso, sin embargo, Sirio retrata (y critica) la sociedad humana con mordacidad a través de los olores y las sensaciones.

Ciudad, de Clifford D. Simak

 1952, Minotauro

El otro gran libro que une perros y ciencia ficción es Ciudad. Se trata de una novela dividida en ocho relatos que se narran desde el punto de vista de los perros y donde la familia Webster y, a posteriori, el robot Jenkins se convierten en el hilo conductor de la historia. En este mundo distópico, los humanos se han ido extinguiendo poco a poco y los perros, asistidos por los robots, mantienen la tradición oral para conservar con la ayuda de sus descendientes la historia del mundo…

Mi perra Tulip, de J.R. Ackerley

Portada de Mi perra Tulip de J.R. Ackerley (Anagrama).

1956, Anagrama.

Mucho antes de que a John Grogan sintiese que tenía que escribir Marley y yo, Ackerley convivió con una pastor alemán que se convirtió en su mejor amiga durante dieciséis años. La novela mezcla elementos de novela realista y fantasía y nos acerca una historia agridulce sobre las dificultades de educar a un perro y cómo, poco a poco, se vuelven imprescindibles en nuestras vidas.

¿Fue él?, de Stefan Zweig

1987, Acantilado.

Zweig siempre ha sido más conocido por sus relatos y biografías y, quizá por esto, ¿Fue él? no llegó a publicarse hasta muchos años después de su suicidio por el miedo al auge del nazismo.

¿Fue él? Sigue un estilo de las novelas de misterio al estilo de Agatha Christie para narrar la historia de una pareja que se acaba de mudar y que oculta un oscuro secreto. Su perro, Ponto, un bulldog tiene un papel muy especial en la historia…

Llévame contigo, de David Grossman

2000, Debolsillo

En la ciudad de Jerusalén, Asaf rompe su rutina para encontrar a los dueños de un perro perdido. Asaf es un chaval de 16 años que pronto conocerá a Tamar, una chica que se ha escapado de casa para intentar salvar a su hermano. El trío terminará moviéndose por la cara oculta de esta ciudad en una emocionante historia.

Rabos de lagartija, de Juan Marsé

2000, Debolsillo.

Rabos de lagartija cuenta otra historia de la posguerra española de las muchas que tiene Marsé sobre la ciudad de Barcelona. La novela cuenta las historias individuales del binomio David y Chispa, el enamorado inspector Galván y la madre del primero, Rosa Bartra, una guapísima pelirroja a la que el padre de David —libertario, fugitivo— volvió a dejar embarazada de su tercer hijo. Todos ellos se mueven por una ciudad de grises que el narrador colorea con sueños y fantasías por las noches y por los días.

Y qué tiene que ver con perros, ¿no? Bueno, he hecho un poco de trampa, porque el protagonista aquí no es bien, bien el perro, pero la fuerza de Chispa, un mil leches viejo que acompaña a nuestro narrador es tal que vale la pena leerla si te gustan los perros y vale la pena leerla a secas. Así que no diré más.

Marley y yo, de John Grogan

2000, Circe.

Quizá Marley y yo es una de las novelas que más se acerca a lo que es vivir toda una vida con tu perro. El narrador nos explicará la historia de Marley, un perro labrador, que llega de cachorro a casa de la familia Grogan, una pareja de recién casados, convirtiéndose en uno más. La novela fue adaptada al cine en 2008, por lo que casi todo el mundo conocerá a Marley y sus trastadas, pero yo te recomiendo libro antes que peli aquí (y casi siempre, en realidad). 

Un perro, de Alejandro Palomas

2016, Destino.

Resiguiendo la historia que compuso para una Una madre (Siruela, 2014), Palomas recupera algunos de los personajes de la primera para presentarnos a R. y el fascinante relato que le acompañará junto a Amalia y Fer que están esperando una llamada que no parece llegar nunca y que amenaza con destrozar la calma de una familia entera y de aquel cachorro que ya creció. 

Los perros duros no bailan, de Arturo Pérez-Reverte

2018, Alfaguara.

El Negro se verá obligado a lanzarse a la calle a buscar a sus dos amigos del barrio, Teo y Boris el Guapo. Hace días que nadie sabe nada de ellos en el Abrevadero de Margot donde se reúnen los chuchos del barrio. El Negro, luchador retirado, deberá volver a enfrentarse a su pasado y a caminar por un mundo en el que prima la lealtad. Pérez-Reverte se propuso una novela negra con tintes policiales y perros de protagonista y no deja a nadie indiferente. En serio: engancha.

Otros novelas con perros como protagonistas

En este artículo, que pretendía ser más breve, pero, al final ¡qué dificil cuando se habla de libros!, hay unos cuantos más de los que no me quiero olvidar. Entre ellos:

Gran Lobo Salvaje, de René Escudié (El barco de vapor, 2002), que explica la historia de Tritus, un perro abandonado en el arcén de una carretera al que salvará Pompón, un perro viejo, y juntos buscarán el Gran Lobo Salvaje, el antepasado de todos los canes.

El perro de los Baskerville, de Arthur Conan Doyle (Nórdica libros, 1902), es la tercera novela de Sherlock Holmes donde el famoso detective y su ayudante tendrán que buscar una explicación lógica a la superstición de un perro fantasma que aterroriza a los habitantes de Dartmoor, Inglaterra. Si bien el perro no es el protagonista de la novela, sí mantiene un papel importante en este clásico de la literatura. 

Memorias de un perro iraquí, de Abdul Hadi Sadoun (Calambur, 2016), donde se cuenta la historia de Líder, un galgo refinado que vive a la orilla del Tigris durante el periodo de dictadura y entreguerras en Irak. Una novela que humaniza a los perros y animaliza a las personas en esta historia sobre la lealtad.

A través de mis pequeños ojos, de Emilio Ortiz (Duomo Ediciones, 2016), que explica la historia de Cross, un perro guía, que es los ojos de Mario y de las aventuras diarias que viven juntos e inseparables.

Elvis nunca se equivoca, de Rodrigo Morlesin (Planeta Infantil, 2019). Elvis es un cachorro que se ha propuesto descubrir a qué ha venido al mundo: ¡así de claro! Pero ¿podrá Elvis escapar de la vida en la calle? ¿será víctima del maltrato o del hambre? ¿encontrará una familia?

En esta entrada, que pretendía ser más breve de lo que al final ha resultado ser, he querido recoger algunos de mis títulos favoritos sobre perros a la vez que he descubierto algunas de mis próximas lecturas. Si te apasiona leer, y los perros, espero que esta entrada haya conseguido algo similar contigo y, si no ha sido así, te recomiendo que pruebes con estos otros artículos:

Y si lo tuyo es el cine, la televisión o los cómics, te recomiendo estas tres entradas del blog de Terranea:

 En fin, ¡qué vida de perros! 😉

By | 2019-09-19T20:28:12+02:00 septiembre 19th, 2019|Libros de perros|0 Comments

About the Author:

33. Escribo, practico kendo y llevo una década trabajando en marketing. ¡Ahora pego un salto hacia el mundo de los perros gracias a Dog'N'Roll!

Leave A Comment

1
¡Hola!
Si lo prefieres, puedes escribirnos un WhatsApp.
Powered by