Puede que ya lo sepas, pero nunca está de más repetirlo: junto con una buena alimentación, vacunar y desparasitar a nuestros perros son las principales vías para prevenir enfermedades e infecciones. A grandes rasgos, la vacunación ayuda a prevenir enfermedades infecciosas y la desparasitación evitará que parásitos externos o internos se alojen en el organismo de nuestro colega peludo y le hagan enfermar. Vamos a verlo con un poco más de detalle, ¿ok?

¿Por qué es importante vacunar a nuestros perros?

Igual que ocurre con los humanos, la vacunación [del perro] es una de las medidas más efectivas que se conocen ante la prevención de enfermedades infecciosas, protegiéndole a él, así como al resto de animales y personas (pues, por mucho que digan los antivacunas, vacunarse reduce la presencia de enfermedades en el ambiente y ayuda a evitar nuevos contagios), de riesgos innecesarios.

Hay varias cuestiones a tener presentes con respecto a la vacunación:

  • Un cachorro que todavía está siendo amamantado por su madre estará protegido sin necesidad de vacunas hasta algunas semanas después de ser destetados: antes de la primera vacuna, será el momento en el que serán más vulnerables a enfermedades infecciosas
  • La primera vacuna suele ponerse alrededor de los 3 meses de edad, cuando el cachorro ya ha sido destetado, desparasitado y su sistema inmune funciona a las mil maravillas
  • A lo largo de la vida del perro, las vacunas requerirán de recordatorios que el veterinario controlará anualmente para que tu colega canino goce de buena salud
  • Uno de los grandes contratiempos que debe enfrentar un guía responsable es cómo gestionar adecuadamente el tiempo entre el destete y la primera etapa del cachorro (2-4 meses) donde la socialización en todo tipo de contextos y la habituación a estímulos es tan importante. El problema es que un cachorro sin vacunar puede correr peligro en la calle y, a la vez, se le suma que el hecho de no socializar y habituar al perro en estos meses puede generar perros miedosos, inseguros o reactivos
Perro en el veterinario

Hum. Dijiste que, esta vez, no me iban a poner una campana…

¿De qué enfermedades debo vacunar a mi perro?

Las vacunas recomendadas para tu perro en España son: vacuna de la parvovirosis, moquillo canino, hepatitis vírica canina, leptospirosis y traqueobronquitis infecciosa canina (tos de las perreras). En la mayoría del territorio español, además, es obligatorio vacunar a los perros de la rabia (que se transmite por contacto de la saliva en una mordedura y puede provocar problemas neurológicos en otros perros y personas).

Para ampliar información, puedes echarle un ojo a este post de Affinity Petcare sobre vacunación.

En ese mismo artículo, puedes consultar, entre otras cosas, el calendario más habitual de vacunación:

Al mes y medio (6 semanas:) primovacunación o primera vacuna del parvovirus

A los dos meses (8 semanas): polivalente, es decir, leptospira, hepatitis, moquillo, coronavirus y recordatorio del parvovirus

A los tres meses (12 semanas): recordatorio de la polivalente y anteriores

Entre los cuatro y seis meses (16-24 semanas): vacuna de la rabia (según la ley de cada comunidad autónoma)

Cada año, se realizan recordatorios de la vacuna polivalente y de la rabia

Hoy día, para incentivar una correcta socialización y habituación se empieza a vacunar (si es posible) algunas semanas antes de lo que se había hecho tradicionalmente. Sin embargo, las pautas de vacunación dependen en muchos casos de la edad, raza y sistema inmunológico del perro, por lo que será el veterinario quien nos guíe en el proceso. En otras palabras, se trata de una cartilla de vacunación orientativa que no es habitual seguir a rajatabla. 😉

veterinario-perros-pauta-vacunas-antiparasitarios

Habla con tu veterinario para cuadrar una pauta de vacunación y antiparasitaria.

Sobre la vacunación canina, recuerda…

  • Las vacunas deberán programarse en el momento adecuado, que será aquel que considere nuestro veterinario con el historial clínico del perro en la mano
  • Las vacunas pueden presentar reacciones alérgicas o efectos secundarios (apatía, debilidad, diarreas…) e incluso vómitos, choques anafilácticos. Por eso es tan importante, que la vacunación sea hecha y vigilada por un profesional
  • Es aconsejable vacunar a los perros por la mañana y tratar de hacer un seguimiento durante el día de la vacunación para observar posibles reacciones

La desparasitación del perro

Para entender por qué es tan importante mantener desparasitados a nuestros colegas, hay que entender qué es un parásito: los parásitos son organismos que se encuentran en la naturaleza y viven gracias a un organismo huésped afectando a la salud de este último. Hay dos tipos de parásitos, internos y externos, y no todos los parásitos suponen el mismo riesgo para el organismo huésped, si bien deberíamos evitar que los perros los contraigan para mantener al colega en perfecto estado su salud.

Desparasitación externa

Por norma, solemos estar más concienciados frente a los parásitos externos, como las pulgas, piojos y garrapatas, que viven en el exterior del cuerpo del perro y son más visibles. Hoy, ninguna estación está exenta de riesgo debido a la aparición de microclimas y el cambio climático, si bien primavera y verano son aquellos momentos en los que el riesgo es mayor. Para evitar que el perro contraiga parásitos, existen productos antiparasitarios que los repelen o eliminan, si la mascota ya los ha contraído.

Señor Burns y los parásitos

Hay que vacunar y desparasitar a nuestros colegas, pero no os volváis locos/as como el señor Burns. 😉

Desparasitación interna

La desparasitación interna suele variar entre cachorros y perros adultos, pues no pueden contraer exactamente los mismos parásitos. Este tipo de desparasitación suele iniciarse durante las primeras semanas de vida del cachorro y, a posteriori, se realizará de forma periódica a lo largo de su vida.

Los parásitos internos se localizan, casi siempre, en el intestino de los perros, como las lombrices, los gusanos blancos y los coccidios, entre otros. Sin embargo, estos parásitos pueden migrar a otras partes del cuerpo (pulmones, vasos sanguíneos, etcétera) afectando notablemente a su salud.

También hay que tener presente que:

  • Los cachorros pueden contraer parásitos antes de nacer o mediante la leche materna de la madre
  • Las larvas o huevos de los parásitos son eliminados por las heces y pueden migrar a otros organismos, infectando a otros perros
  • Los cachorros destetados y los animales con un sistema inmunitario deprimido son más sensibles a los efectos de los parásitos

 ¿Qué productos antiparasitarios escoger y cuándo desparasitar?

Si bien, todos conocemos distintos antiparasitarios internos y externos en pastillas, pipetas o collares, como Scalibor, Advantix, Frontline Tri-Act, Drontal y muchos otros, lo mejor que podemos hacer es configurar una pauta antiparasitaria personalizada con nuestro veterinario o veterinaria, que será quien conozca bien a nuestro colega y sepa qué necesita el perro en cada momento de su vida.

Quizá estás pensando: ¡pues vaya ayuda!, pero es muy importante que confíes en cada profesional para lo que se ha formado: en Dog’N’Roll creemos que, así como no deberías ir en busca de consejo para la educación o modificación de conductas de tu perro, tampoco nosotros debemos acoger el papel de tu veterinario/a, que será quien mejor sepa qué pauta de vacunación y desparasitación requiere tu perro/a.